Blogia
Art
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

la relatividad del tiempo

El día del 31 de diciembre o más bien la noche suponen un antes y un después. Ese día y esa noche pensamos o al menos yo sí lo hago en todas las cosas que han sucedido, todo lo que me ha pasado a mi y todo lo que ha pasado en el telediario, en los periódicos y en las revistas. O es que ustedes todavía piensan que lo que nos cuentan en el telediario es lo que realmente pasa en el mundo. Yo antes si lo pensaba pero con eltiempo te das cuenta de que no puede ser, incluso algunas noticias parecen distintas según quien te las cuente.
Pero bueno yo a lo que iba: la relatividad del tiempo. Esta semana pasada ha sido para mi como un cuadro de Kandisnky todavía no soy capaz de procesar todo lo que he hecho y todo lo que me ha pasado. Imagínense que estan en el mar y que las olas pasan por encima suyo, las olas son más grandes que ustedes mismo así que no pueden evitar que les sobrepasen. Y si ha durado el mismo tiempo que siempre han sido siete días con siete noches.
Sin embargo durante las vacaciones el tiempo va mucho más rápido y generalmente en el trabajo y sobre todo cuando no tienes nada que hacer el tiempo es extremadamente largo.
Yo no voy a descubrir nada nuevo de esto ya se habían percatado muchos científicos y filósofos y sobre este tema hay un montón de libros para dar y regalar.
Ahora estamos frente a un año que comienza y que más o menos podemos pensar como nos ùeden ir las cosas: craso el año pasado por estas fechas ¿ustedes habían ni siquiera pensado en las muchas cosas que les han sucedido en los últimos 365 días? yo desde luego que no.
Y es que la vida es como una montaña rusa impredecible las cosas pueden cambiar de un segundo para otro: una llamada de teléfono, una noticia en televisión, una esquela en el periódico, el cartel de un anuncio en la calle, conocer a una persona o descubrir que otra nos ha estado engañando, fijarnos en esa persona que siempre esta allí pero que nunca había sido conscientes de que estaba allí...aprovechar cada segundo porque día que pasa día que no vuelve. y ya saben: a vivir se aprende viviendo.

Una de Kandinsky

0 comentarios