Blogia
Art
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

La llegada.

La llegada.

Resulta extraño cuando llevamos un tiempo haciendo lo mismo todos los días, tenemos la necesidad de escapar de esa rutina, de romper con todo aunque sea durante unos días. Queremos dejar de pensar en nustros problemas.

Queremos ver otras caras y hablar de otras cosas, en definitiva, cambiar de vida por unos días. Aunque sepamos que a la larga esa otra vida también se convertiría en rutina. Una rutina distinta pero rutina al fin y al cabo.

Sin embargo cuando volvemos estamos ansiosos por ponernos al día de todo lo que ha sucedido en nuestra ausencia. Y decsubrimos que las cosas no han cambiado tanto que somos más prescindibles de lo que nos gustaría. Además, Tenemos curiosidad por saber cómo han ido las cosas sin nosotros. Por un lado da algo de pereza recuperar el ritmo pero queremos hacerlo lo antes posible.

Queremos volver a ver a nuestra gente, a la gente de todos los días, queremos volver a comer lo mismo que comíamos antes de irnos, ver el sol y oir que los demás hablan el mismo idioma que tu. Al principio resulta extraño supongo que será porque somo animales de costumbres aunque a veces nos cueste reconocerlo.

No nos conformamos, siempre queremos lo que no tenemos. Pero yo me lo he pasado genial, me he cansado pero sin duda a merecido la pena.

3 comentarios

DuNa -

La cuestión es no conformarse, pero no viene mal una escapada de vez en cuando! :-)

Natalia -

Y el queso.

Lorei -

La rutina no es exactamente la misma ahora tienes los recuerdos y el chocolate